domingo, septiembre 12, 2010

Los bichos en la cortina

Hace algunos días (me encanta mi precisión científica), noté que en la cortina de mi ventana estaban adheridas una bolitas amarillas arregladas como los hoyitos de un panal. Las desprendí de la cortina y las puse sobre una tarjeta blanca, la cual coloqué encima de mi mesa. Decidí que averiguaría a qué tipo de animal pertenecían, así que las cubrí con una tapa de plástico de una pila de discos vírgenes.

Así se estuvieron varios días; el único cambio que se notó en ellas fue que comenzaron a hacerse más oscuras, hasta que fue evidente que pequeños puntos negros en su interior aumentaban de tamaño día con día.

Ayer en la noche, nacieron los pequeños. No sé a ciencia cierta qué son, ni quiero aventurarme a adivinar por ahora (por temor a que mi profesor de Artrópodos lea esto y se decepcione de la baja calidad de mi atención en clase). Lo único que hice fue divertirme tomándoles fotos de bebé que después usaré para avergonzarlos cuando sus amigos nos visiten en la casa.

Eran 14 huevos originalmente, pero uno nunca se decidió a nacer. Ahora vive en el limbo de los insectos, lugar que nunca fue borrado por el Papa de los insectos (bien hecho, papa):
Hay nueve que son muy buenos amigos:
Uno que duerme por desconsuelo:
Otro que sólo contempla el mundo:

Éste se la pasa bomba boca arriba:
Y uno que no se quedó quieto durante la sesión de fotos. A éste le puse Roberto.
Corre, Roberto:

Cuando crezcan lo suficiente, los dejaré partir con todo el dolor de mi páncreas. Pero estaré feliz porque sabré que vivirán sus vidas realizados y exitosos en el árbol de la esquina.

17 comentarios:

Elena dijo...

Fuchila tus bichitos, están padres. Hay que determinar su especie, no seas flojo, Vic. Además servirá para darnos una idea de cómo llegaron los huevos a la cortina. Por cierto ¿Qué comen?

Violetta Schmidt dijo...

Creo que voy a llorar Vic Vic...

Victorvenom dijo...

No sé aún que coman, Grace. Les puse unas hojitas de especies varias, pero nada. Sólo espero que no acaben por comerse a ellos mismos. Pero además, ¿determinar especie? ¿con insectos? Esta fuera de mi alcance con mi pobre microscopio de 20x y mi apretada agenda no-entomológica. y es que también me gusta no saber algunas cosas...

Victorvenom dijo...

Muchas gracias, Eviux. Yo les diré que alguien se preocupó mucho por ellos.

=DDD

Ticatla dijo...

ABSOLUTAMENTE FAN DE ESTA ENTRADA DE BLOG Y DE TU BLOG TODO. Directito a mi lista de lectura. Besos.

Elena dijo...

Pobres bichitos. Yo los sospecho carnívoros, tal vez coman ácaros y por eso estaban en la cortina... ponles miguitas de pan, muy pequeñas, a ver que resulta. Igual son como las moscas y comen eso. A mi no me gusta no saber, pero no queda de otra, sobre todo con tanto insecto como hay, pero yo no me quedo con la duda tan grnade y usaré tus fotos para ver si diquiera los ubico en familia, por que si no se quedarán como Hernandae. Jiji. beso a ti, pero a tus bichos no porque no se que son y me dan cosita.

BRENDA dijo...

Hola Victor gracias por el link acabo de ingresar a mi perfil y vi que estas como seguidor, un gusto encontrarte y seguimos en contacto, y que curioso que estos pequeños amigos hayan llegado con un biologo, experimentacion activa...saludos!

Paula Lorena dijo...

Hola a mi me paso lo mismo, encontre los mismos huevitos, estoy buscando de que son, nunca vi algo asi en mi casa, son algun tipo de acaros?.

Victorvenom dijo...

Pues nunca supe, la verdad. Pero creo que no porque sólo tienen 6 patas. Lo cierto es que ya no volví a encontrarme huevos así. Si tú vuelves a verlos y eclosionan, ¿me avisarías?

Anónimo dijo...

Encontre estos mismo animalitos en mi cortina por lo que averigue que eran. Encontrando que son huevitos de un insecto conocido en Colombia como grajo que expiden un muy mal olor. http://agenciapinocho.com/2010/05/07/grajo-pone-huevos-en-toalla/

Sabrina dijo...

Llegue aca porque acabo de encontrar en mi cortina una especie de panal chiquito y la mitad eran huevitos blancos y la otra mitad bichitos chiquitos, con sus patitas al aire. Por lo que pude investigar creo qe son Chinches verdes, asi lo llamamos en Argentina.

Victorvenom dijo...

Hola, Sabrina.

Sí, me parece que eran hemípteros, que aquí en México también les decimos chinches. Pero no sé si eran verdes. Creo que si uno espera a que los bichitos crezcan, se puede dar mejor idea del tipo de bicho que son.
¡Saludos y gracias por comentar!

Adriana Aguirre Castaño dijo...

Hola! Soy colombiana, y buscando también que tipo de bichitos podrían ser, encontré este blog, porque en mi casa también los tengo. Por lo que he visto en esta búsqueda, les cuento que si parecen ser grajos, la cosa es que los huevos que tengo son verdes. En este momento tengo como dos nidos, uno donde ya no están y otro más arriba, todavía no han nacido. Si me explican como saber si eclosionan o no, les podré estar contando y mandando fotos. Un saludo!

Adriana Aguirre Castaño dijo...

Hola! Soy colombiana, y buscando también que tipo de bichitos podrían ser, encontré este blog, porque en mi casa también los tengo. Por lo que he visto en esta búsqueda, les cuento que si parecen ser grajos, la cosa es que los huevos que tengo son verdes. En este momento tengo como dos nidos, uno donde ya no están y otro más arriba, todavía no han nacido. Si me explican como saber si eclosionan o no, les podré estar contando y mandando fotos. Un saludo!

Victorvenom dijo...

¡Hola, Adriana!
Estaría fantástico si nos contaras cómo se desenvuelve la historia de tus bichos. Creo que puedes darte cuenta si eclosionan cuando los huevecillos se ven como "vaciados", como una de esas burbujas reventadas de los plásticos para embalar.
¡Saludos!

DR dijo...

Hola! Encontré lo mismo en una camisa y también eran 14, ya saben que bicho es?!

Unknown dijo...

Jajajajajaja. Que exito que todos coincidimos en tu blog porque hemos visto en nuestras casas esos bichines! Tambien llegue por esa razón. No se que son pero soy de Venezuela y me olieron y fisicamente se paracen mucho a los chiches grandes! Si se algo nuevo avisaré jajaja. Saludos!

Blog de Evolución de la UNAM